La motivación para hacer ejercicio en las apps

Jueves, 12 Noviembre 2015 06:18
Escrito por

Actualmente hay un gran consumo de aplicaciones tecnológicas de todo tipo de uso. Frecuentemente el uso de las aplicaciones enfocadas a la salud ha hecho que las personas, de alguna forma, comience a hacer actividad física y compartir con sus amigos las metas obtenidas.

La motivación para hacer ejercicio en las apps||| La motivación para hacer ejercicio en las apps||| Foto: Natalia Torres Herrera|||
2461

Nicolás Rodríguez, estudiante de medicina de la universidad Javeriana, dice que estas aplicaciones para la salud son positivas porque han funcionado como un agente motivador y como herramienta para las personas que tienen enfermedades derivadas del sobrepeso como la diabetes. Sin embargo, el uso de estas aplicaciones debe ser moderada y no exceder el cuerpo.

Según Nicolás, para las personas que solo buscan tener rutinas en su vida o estar saludables, estas aplicaciones les pueden garantizar una forma muy práctica para completar una rutina de ejercicios más fácil y cómoda por la flexibilidad en el uso de su tiempo.

“Una aplicación no tiene que ser hecha directamente por un médico para que sea eficiente, puede ser basada en buena matemática, por medio de estadísticas. La aplicación le pide al usuario una información necesaria para hacer una conversión y saber qué ejercicios necesita el cuerpo o las calorías que se necesita quemar”, agrega Nicolás.

Luis Eduardo Borrego, entrenador personalizado de Bodytech, no recomienda el uso de las aplicaciones para hacer actividad física a principiantes, porque no tienen el conocimiento para elegir qué ejercicio es apto para su cuerpo. Para él, lo más recomendable es tener la asesoría de una persona que lo guíe, puesto que todos los ejercicios son diferentes y no va a funcionar para todas las personas de igual manera.

“Yo creo que las personas utilizan las aplicaciones por pereza, y/o porque alguien se las recomienda. En cierta manera, se han vuelto populares en las redes sociales y esto hace que lo practiquen más. Aunque éstas no garantizan la constancia de la actividad física para cada persona”, comenta Luis.

Mónica Barragán, creadora de aplicaciones y estudiante de publicidad, afirma que la creación de las aplicaciones de la salud, primero que todo, se realiza para cubrir una necesidad de los usuarios mediante un servicio como lo es hacer ejercicio. Para ello, las aplicaciones tienen unas categorías de la información de las personas para indicar la rutina. Estas categorías son el sexo, la edad, actividades, medidor de masa corporal, medidor de quema de calorías y redes sociales para perfilar al consumidor.

Mónica agrega que las aplicaciones no son precisas, puesto que cada persona adapta el ejercicio de diferente manera y la principal función de una aplicación es motivar a las personas. Por ende, no son tan precisos sino que manejan un margen de error en las estadísticas de acuerdo a los datos que los usuarios agreguen.

Estefanía Alonso, usuaria de las aplicaciones de la salud, dice que son efectivas porque son motivacionales y hacen un seguimiento de la evolución de los usuarios, ya que las personas manejan su tiempo y todo el proceso queda guardado en el celular.