Recuperar las líneas férreas en Colombia, una promesa presidencial

Viernes, 18 Noviembre 2022 09:54
Escrito por

El concejal de Bogotá Álvaro Acevedo Leguizamón, en entrevista con Plaza Capital habló sobre la importancia y los beneficios que puede traer para Bogotá junto a sus alrededores tener una vías férrea

Monumento del Ferrocarril en Cúcuta, Norte de Santander||| Monumento del Ferrocarril en Cúcuta, Norte de Santander||| La Opinión|||
72

Durante uno de sus discursos de campaña en Meta, el mandatario aseguró lo siguiente: “¿Por qué no soñar con un ferrocarril que pueda juntar Villavicencio con Bogotá y por tanto a Bogotá con el mar?” 

La realidad de construir vías férreas que permitan mejoras en el transporte masivo nacional no está lejos de la realidad. La mayor problemática a la que se enfrenta el gobierno es el abandono histórico al ferrocarril y tren que se construyeron en la revolución ferroviaria colombiana; fue durante la presidencia de Pedro Nel Ospina (1922-1926) qucomo Gustavo Petro quería lograr la articulación de las diversas regiones de Colombia. 

El concejal de Bogotá Álvaro Acevedo Leguizamón, en entrevista con Plaza Capital habló sobre la importancia y los beneficios que puede traer para Bogotá junto a sus alrededores.  

¿Qué opina sobre la propuesta de Petro para recuperar los ferrocarriles? 

Me parece de lo más acertado si el gobierno Petro lo hace. Va a dejar un gran legado a los colombianos. Si hay un transporte que es cómodo, que está al alcance de la gente y que no es tan contaminante es el tren. El tren es de lo maravilloso que ha inventado el hombre en la Tierra. Son soluciones de transporte que involucran desde los estratos 1 hasta el 6, no hay distinción alguna. 

¿Qué ventajas tiene reconstruir las vías férreas? 

Primero le da una salida al transporte de las personas; llámese niños, jóvenes, adultos u adultos mayores; le da dignidad en el transporte de la gente. Segundo, facilita tener alternativas de mejoramiento en la economía del país, eso es maravilloso. Al rehabilitar todas las vías férreas, es lo que mueve las grandes ciudades del mundo, los países desarrollados en su economía Colombia tendría un gran avance.  

Se bajarían los costos de vida, hoy en día la canasta familiar y los artículos de primera necesidad son costosos por el transporte. No es igual transportar las mercancías a través de los trenes que es más cómodo, que hacerlo con camiones o tractomulas. 

¿Es una propuesta realizable? 

En parte es la voluntad política, desde que la haya por parte del Gobierno Nacional en cabeza del presidente, muy seguramente lo vamos a lograr. No es costoso, ya las líneas férreas están trazadas y existen, lo que pasa es que hay que reconstruirlas y adecuarlas bien. Hay que concientizar a las personas que no hay que hurtar el hierro colado con el que se hacen las ferroviarias. El sistema de trenes está ahí, debemos modernizarlo con tecnología de punta y que pueda servirle al país. 

Desde antes de entrar en la campaña electoral, el ahora electo presidente Gustavo Petro twitteo en el 2019 sobre las ventajas de conectar al país con ferrocarriles y no solo esto, sino mejorar las relaciones con los países vecinos: 

“El ferrocarril de Cúcuta hacia el lago de Maracaibo, dos horas de viaje, podría ayudar a Cúcuta a ser una de plataforma industrial de Colombia, mejorar la balanza de pagos del país y recuperar la frontera de la mafia. Hay que reconstruir las relaciones con Venezuela.”

En Norte de Santander las antiguas vías del tren se mantienen, pero no en óptimas condiciones. El ferrocarril en el departamento fue declarado como patrimonio cultural de la nación en 1996, en la actualidad se encuentra totalmente en deterioro. 

Entre los deberes que le otorga la constitución al Estado es el de proteger el patrimonio cultural colombiano, bajo el artículo 72 de la Constitución Política de 1991. Al respecto Edgar Eduardo Cortés Prieto desde el conocimiento jurídico cuenta cómo dentro del departamento hay una falta de voluntad política para proteger y cuidar el patrimonio cultural de Norte de Santander. En la actualidad aparte de su trabajo como abogado público y su firma de abogados, también se dedica a escribir columnas en el diario local ‘La Opinión’. 

¿Qué políticas públicas existen sobre el Patrimonio Nacional? 

A nivel de la constitución vamos a encontrar una serie de leyes que se encargan de proteger el patrimonio de una Nación, de un Departamento o Ciudad. En la realidad, por ejemplo, el alcalde que va a ejecutar un proyecto de estos no tiene interés. Por varias razones, desafortunadamente no lo ven como un tema de desarrollo que genera votos. 

¿Cómo ve el cuidado del Patrimonio de Norte de Santander? 

El antiguo tren de la ciudad fue uno de los primeros del país. Lo que vemos hoy en día demuestra que hay algunas obras que desafortunadamente hemos descuidado claramente. Hay que rescatar también que por lo menos hemos rescatado dos monumentos: uno de ellos la Torre del Reloj, hay que darle crédito a la gobernación del departamento y la alcaldía de que es una obra hermosa. Hay otra, la biblioteca pública Julio Pérez Ferrero es uno de los sitios que ahora es orgullo de la ciudad por la recuperación y restauración de los mismos. 

¿Qué Políticas Públicas se pueden implementar para evitar el descuido del Patrimonio? 

Si te vas al Plan de Ordenamiento Territorial (POT) de una ciudad, normalmente te vas a encontrar una política pública de protección al patrimonio histórico. Esta política queda dependiendo del mandatario de turno. Desde la constitución hay una norma especial y hay leyes al respecto, desafortunadamente este tipo de políticas públicas naufraga porque llegan alcaldes que dejan de último para su municipio este tipo de acciones. 

¿Los ciudadanos qué pueden hacer para proteger Bienes Culturales? 

A través de las acciones popular, por ejemplo, en este momento hay un caso muy sonado en Cartagena. Construyeron un edificio muy cerca de la Muralla, que es considerado como patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Gracias a la Acción Popular, porque se ordenó jurídicamente la demolición del edificio. Es el mejor ejemplo para proteger el patrimonio nacional. 

¿Por qué es importante cuidar el Patrimonio de la Nación? 

Una sociedad que olvide o menosprecie su historia queda en el peor de los caminos, la historia nuestra que ha sido tan difícil, gracias a la historia podemos sanar todos los horrores que hemos vivido. Es un tema que tiene un trasfondo no solo histórico, es un tema sociológico y antropológico para la sociedad colombiana tan sufrida. 

Toda sociedad tiene que conocer su historia, de las personas que más admiro son los escritores, como Luis Luna Maldonado recientemente o Jorge Gaitán Durán hace muchos años, son las personas más profundas e interesantes son los que recuperan y reflexionan sobre los hechos. La historia es fundamental.