Entrevista a los candidatos a la presidencia del consejo estudiantil de Estudios Políticos y Urbanos

Lunes, 19 Octubre 2020 06:53

Los candidatos al consejo estudiantil de CPGDU (Consejo Estudiantil de la Facultad de Estudios Internacionales, Políticos y Urbanos de la Universidad del Rosario) se disponen a realizar campaña durante dos semanas de octubre, para llegar a ocupar la presidencia del consejo durante una época académica virtual. Expondrán fragmentos del plan de gobierno que han preparado y su opinión sobre temas de interés, como la salud mental y problemas económicos del estudiantado.

Andrea Galbán y Ángelo Cifuentes||| Andrea Galbán y Ángelo Cifuentes||| Imágenes cedidas por los entrevistados|||
432

Por: Simón González Gutiérrez

 Entrevistados:

 Ángelo Cifuentes: Estudiante de Ciencia política y Jurisprudencia, 20 años, miembro del equipo de ajedrez de la universidad y columnista de Libremente FM. Candidato por la Lista Amarilla #1

 Andrea Galbán: Estudiante de Ciencia política y Relaciones Internacionales, 20 años, miembro del Semillero de Migraciones y Frontera de la universidad. Candidata por la Lista Verde #2

S: ¿Por qué quiere ser presidente del consejo estudiantil?

 

Ángelo: Son varias razones; la primera, que nuestras dos carreras (Ciencia política, Gestión y desarrollo urbano) no resaltan lo suficiente como otras carreras a las que se les da más reconocimiento. Generalmente se hacen reformas y se crean espacios destinados a otras áreas; nuestra facultad no es la prioridad. No me gustan las comparaciones, pero si me parece que los politólogos y gestores deberíamos tener un papel más protagónico para ser más visibles en la universidad.

 Lo segundo, es que pienso que los estudiantes no creen en el consejo y no creen en la representación en general; eso es un gran error, porque tener personas que representen los intereses de uno es muy importante. Yo siento la necesidad de representar bien, de manera firme y leal, los intereses de mis amigos y de mis compañeros. Esas serían las razones principales.

 

Andrea: Desde que estaba en el colegio he tenido un espíritu por ayudar, de dar la cara por el grupo, sea por el tema que sea. Me nacía hacerlo, nunca he necesitado un cargo para hacer las cosas; sin embargo, el poder aspirar a este cargo hace que pueda ayudar de una manera institucional. Fui representante desde que entré, porque me llama la atención este trabajo de una forma desinteresada. Me di cuenta de las cosas que hace falta mejorar, y también de cómo deben hacerse. Existen limites en la representación, y muchas decisiones se escapan de tus manos.

 Ser la cabeza de la lista me ha ayudado a llevar ideas que yo considero que el consejo debe tener. Lo que yo proponga, quiero estar segura de que sin importar esos limites, se pueda cumplir; por eso no me enfoqué en hacer muchas propuestas, sino en proponer cosas realizables. El tiempo de los procesos es importante. Si se quiere crear un énfasis, se puede proponer y tener los avales, pero, uno solo tiene un año de gestión, y si el tiempo del procedimiento va más allá de ese periodo, puede que no se de. A pesar de esto proponemos cosas innovadoras y un poco riesgosas, pero que sabemos se pueden cumplir.

 

S: Existen estudiantes que no consideran útil el trabajo del consejo estudiantil, ¿qué les diría a estas personas para demostrar lo contrario?

 

Ángelo:  Primero tendría que decir las razones por las que creo que eso pasa. Yo creo que eso es un círculo vicioso, los estudiantes se desinteresan de la labor del consejo, y como esto pasa, no suelen estar muy informados de lo que se está haciendo. Además, desde el consejo no se ha sabido comunicar las cosas, entonces existe un distanciamiento entre los consejos y los estudiantes, por eso los estudiantes no le ven la utilidad.

 Lo que yo le diría a los estudiantes es que piensen en sus problemas cotidianos; cuando tienen problemas con un profesor, con un administrativo, o cualquier otra cosa, siempre van a tener que acudir a su representante o a su presidente. Les diría que piensen que tienen que tener a alguien que represente sus intereses, y que luche por lo que quieren, porque los profesores y administrativos, a pesar de querer que aprendan, no representan sus intereses. 

 

Andrea: Primero, les preguntaría si participan en los espacios que da el consejo, porque muchas veces las personas hacen críticas, pero no tienen interes en participar. Haría la invitación a que vean lo que uno hace en el consejo y evaluen su utilidad. Mucha gente no sabe que cualquier estudiante puede asistir a las reuniones que se hacen, para ver lo que se discute y los planes que se tienen.

 Hay muchas cosas que se hacen dentro del consejo que no se demuestran y que no quedan a nombre de uno, se puede hacer publicidad y mostrar, pero lo que te digo, creo que es un trabajo muy desinteresado. No se trata de que me reconozcan a mi por lo que hice, sino de poder ayudar y así uno tener la satisfacción de que logró algo, sin la necesidad de andar demostrándolo. Quienes sigan con atención nuestro trabajo verán que si se hacen cosas. Esto no es algo de caras ni de figuras, es de hacer y de marcar la diferencia.

 

S: ¿Considera que sus intereses personales podrían jugar en contra de sus deberes como presidente del consejo estudiantil?

 

Ángelo: Yo creo que todas las personas, en todos los trabajos, tienen intereses personales. Sin embargo, en mi caso no creo que vayan a interferir, porque personalmente, no lo hago para ganar algo. De hecho no sé cuáles serían los beneficios personales, no me he puesto a pensar en eso; yo lo estoy haciendo porque considero importante representar de buena forma a los estudiantes, y porque me gustaría que recuperen la confianza en la representación estudiantil. En este momento, no veo que puedan interferir esos intereses personales con representarlos a ustedes.

 

Andrea: No tengo ningún interes por reconocimiento o merito por lo que he hecho, porque solo con saber que puedo aportar y ayudar, estoy tranquila. Una cosa son los intereses personales, y otra los principios; si tuviera esos intereses no tienen razón para permear en esto. Una puedo ser yo, la presidenta que tiene que representar a los demas, y otra diferente es la estudiante que puede tener inconvenientes del día a día. Lo ideal es un equilibrio entre esas dos cosas, pero cuando lo personal influya en el cargo, tendré que tomar cartas en el asunto.

 Mis principios si serían parte de mi cargo, porque es algo esencial, y no tenerlos siempre puede ser hipócrita. Por ejemplo, uno a veces peca al hacer campaña tratando de entablar relaciones, cuando eso no se hubiera hecho antes. Personalmente, trato de no caer en eso, porque me parece molesto. Me presento como candidata y muestro mi trabajo e ideas, mantengo mi esencia y actúo como lo creo correcto. Además, pienso que uno debe hacer proyectos acorde a sus principios, porque si no creo en algo no estaré en la capacidad de defenderlo. Pero, cuando algo es acorde a mi forma de pensar, puedo afrontarlo como sea.

 

S: ¿Intervendría en una situación de acoso que le ocurra a alguien de la universidad? ¿Cómo ayudaría a que se solucione?

 

Ángelo: Claro que intervendría, de hecho, la primera propuesta de nuestro plan de gobierno se llama Te creemos y está enfocada en prevenir, acompañar y concientizar a las personas sobre el tema del acoso, porque es un tema que ha ganado relevancia en nuestra discusión. Tiene ese nombre porque siguen existiendo comentarios que le restan importancia a estos casos, o que dicen que la victima lo está inventando. El objetivo es darle a entender a la comunidad estudiantil, y a las victimas, que se pueden acercar a nosotros, y que siempre van a encontrar un oído y una mano amiga para acompañarlas.

  No tenemos poder disciplinario para sancionar a la gente, pero si buscamos acompañar a la victima, sea cual sea el proceso, escuchar y llevarlo a quienes manejan el tema, como lo es el departamento de psicología. De hecho los consejos tenemos miembros en las comisiones basadas en género y discriminación, entonces la directriz que queremos implementar desde el consejo, es una de acompañamiento, confianza y de creerle a la víctima. Independientemente de quién sea, habrá cero tolerancia, vamos a denunciar a los canales de la institución cuando sepamos de un caso así.

 

Andrea: Es un tema muy delicado, se puede dar el tema de los micromachismos, lo cual se normaliza bastante, y eso pudo llegar a ser abuso o violencia, no necesariamente fisica. Porque el acoso no solo es sexual y fisico, hay otros tipos que afectan psicológicamente. Uno debe tener cuidado con esos temas, porque hay una persona que no cree en esas cosas y no le importa, no es la indicada para representar a una comunidad tan grande. Es muy importante darse cuenta de esas faltas pequeñas e ir mejorándolas, hasta el punto que desaparezcan.

 Es algo que a veces puede no notarse, por más de que te pase al lado, incluso personas cercanas a ti pueden estar inmiscuidas en esos comportamientos. Lo que yo haría en un caso personal es acompañar y escuchar a la personas, ver lo que se puede hacer. Es importante mantener la objetividad en el caso de el victimario, porque es algo muy serio, y si se da en alguien cercano uno no puede defenderle por el hecho de ser su amigo. Cualquier persona metida como victimario, le doy el beneficio de la duda, no le considero como culpable, pero tampoco le voy a defender.

 En relación al consejo, la objetividad y el protocolo de la universidad es que se debe partir por lo que dice la victima. Hay que darle ese voto de confianza a la victima por parte del consejo, porque si te represento, parto por tu buena fe, por orientarte y ayudarte en lo que pueda hacer. Acompañar a la persona hacia los canales necesarios, institucionales o judiciales. Tenemos un nucleo encaminado a género, porque se necesita, hemos visto que se dan muchos casos en los que se tiene que intervenir.

 

S: ¿Cuál es su posición frente a la decisión de la universidad de no bajarle el precio a la matrícula? Y, ¿cómo ayudaría a solucionar los problemas económicos que esta trae?

 

Ángelo:  Le puedo contar que, en una reunión con el rector, le preguntamos por qué no se podía bajar el precio de la matrícula. El síndico, la principal persona encargada de llevar las finanzas de la universidad, respondió por el rector y dijo que se iban a dar subsidios, pero que no consideraba prudente que la universidad se endeudara. Entonces, la prioridad en  esa respuesta es mantener estables las finanzas de la universidad, y no el bienestar de los estudiantes. Además, hay una disyuntiva entre ayudar a más estudiantes a costa de la estabilidad financiera de la universidad, o mantener esa estabilidad, a costa de las finanzas y el bolsillo de muchas familias.

 Considero que es una posición respetable, pero yo, como aspirante a representar los intereses de los estudiantes, no puedo estar de acuerdo, porque creo que se le está dando más importancia al criterio económico, y no al bienestar de los estudiantes; al fin y al cabo, el bienestar es lo que más debería importar en una universidad, porque la rázon de ser de la institución son sus estudiantes.

 Se debe hacer un ejercicio de responsabilidad, en cuanto a la claridad de lo que la universidad puede hacer para ayudar. El problema es que se prometen cosas más allá de las capacidades, y a mi siempre me gustaría ser muy honesto con los limites de mis acciones; por ejemplo, en el tema económico me gustaría hacer muchas cosas, pero como presidente del consejo, no podría garantizar la estabilidad económica de muchos estudiantes. Lo que intentaría, es representarlos e ir a las instancias necesarias para que cualquier caso de un estudiante en una situación difícil sea atendido. Me esforzaría mucho por lograr eso.

 

Andrea: Tengo posiciones encontradas, porque entiendo que la universidad tiene gastos y necesita ese dinero. Pensé en las inversiones que se han hecho de infraestructura, nuevos espacios y modificaciones; compra de terreno en la Quinta de Mutis, la compra del edificio El Tiempo. Estas inversiones se hicieron sin saber lo que venía en este año. Sin embargo, tengo una posición clara como estudiante, y es que hay cosas que se dejan de pagar ahora que no asistimos. Por otra parte, tienen que entender que la pandemia hizo que la situación económica cayera. De ambos lados hay una necesidad económica, en la institución y en los estudiantes.

 Considero que la universidad debería entender y buscar una posición media en la que soporte sus necesidades económicas, como también problemas de estudiantes. Yo me he cuestionado si mi carrera vale lo que vale, porque va llegando a los 13 millones y si, se invierte, pero hay espacios vacíos que no quedan claros, a pesar de las reuniones que se hicieron con el síndico. Si es una universidad para estudiantes, tienen que ponerse de nuestro lado, entender que todos la estamos pasando mal y que no es solo algo de la universidad.

 Algo que no se piensa es en cuánta gente desertó porque no tenía el dinero, cuánta gente tuvo que aplazar. Entonces así no hayan bajado la matricula, siguen recibiendo menos dinero, y si la hubieran bajado, de pronto más gente hubiese alcanzado a inscribir este semestre. Es la idea de rebajar el precio para que más personas tengan acceso, y que haya beneficio de ambas partes.

 

S: ¿Qué planes tiene para los próximos semestres, y el actual, en cuanto a la salud mental de estudiantes? Pues según bastantes, se está presentando de forma más generalizada casos de estrés, ansiedad y depresión.

 

 

Ángelo:  Creo que es una pregunta muy oportuna, porque desde que llegó la pandemia y el aislamiento social, muchos estudiantes y amigos me han dicho que cayeron en depresión. A partir del otro año, no importa cómo se realicen las clases, queremos incluir uno de nuestros ejes, el cual se enfoca en ese tema. Se llama Bienestar, busca garantizar la salud física, emocional y mental de los estudiantes, muy importante en tiempos de pandemia y educación virtual.

 Una de mis propuestas favoritas es Stand by me, consiste en que nos vamos a capacitar en primeros auxilios psicológicos, para actuar de forma inteligente a la hora de manejar casos de depresión y ansiedad, pues no se pueden dar consejos aleatoriamente, o decir lo primero que a uno se le ocurra, ya que se está tratando con la salud psicológica de una persona.

 Nos capacitamos, damos consejos, tips generales y contamos experiencias que nos han servido. Si el caso es grave, conduciremos a los estudiantes a los canales que tiene la universidad, que son muy buenos, pero no se conocen. Otra propuesta es Bloquea tu entorno, busca ayudar con la desmotivación que se da en época de parciales, mediante actividades y dinamicas para que las personas no se sientan desconectadas socialmente, y puedan manejar la ansiedad a través de estos procesos amenos.

 

Andrea: Es bueno que se le esté dando más visibilidad a la salud mental, porque siempre ha estado presente. Hay personas que quizás empezaron a notarlo en estos tiempos, y que antes lo normalizaban. Tenemos una propuesta que se llama 360 grados de bienestar, busca dar información en cuanto a lo que involucra la salud mental. Es útil para identificar el estado propio, y también el estado de personas cercanas. Busca invitar a que estemos para nuestros compañeros, para ofrecerles ayuda. Poder hablar estas situaciones es importante para identificar problemas y de igual forma contrarrestar sus efectos.

 Se propone enseñar mecanismos para ayudar con estas situaciones, además de facilitar el dialogo con grupos institucionales como Life Team, que es un grupo de estudiantes capacitados en estos temas con el objetivo de ayudar y poder atender a sus compañeros. Informar es lo más importante para identificar estos casos, y así lograr esos 360 grados en los que se abarque todo el círculo.

 

 

S: ¿Qué proyectos llevaría a cabo en el caso de ganar las elecciones? En el caso de perder, ¿estaría dispuesto a compartir sus ideas con su contrincante, para que se realicen?

 

Ángelo: Mencionaré tres que me parecen importantes, la primera es la red interuniversitaria de consejos estudiantiles. Permite que cualquier propuesta que se haga tenga un campo de acción mayor, y que pueda ser compartida con consejos de otras universidades. Lo considero muy importante para contrarrestar la falta de visibilidad que tiene nuestra facultad, al igual que la falta de reconocimiento.

 La segunda es el Encuentro distrital de gestores y politólogos, en este evento se busca mostrar lo mejor de ambas carreras, y de distintas universidades. Habrían jornadas de debate, ferias de semilleros, conversatorios, entre muchos otros eventos protagonizados por estudiantes.

 La última se llama Somos sus GDU. Es una carrera con mucho potencial, que desafortunadamente tiene muy pocos estudiantes o no se conoce lo que hacen los gestores. Va encaminado a crear un discurso colectivo para los gestores urbanos, que sepan qué es lo que van a hacer en sus vidas profesionales y para lo que se están preparando. Esto se puede materializar construyendo un mural en el cuarto piso del edificio Santa fe. En el segundo piso de CPG, se ven presidentes en las paredes junto a cosas alusivas a la carrera, y el piso de los gestores está en blanco. Entonces queremos buscar mecanismos para que los gestores puedan diseñar el cuarto piso y darle su identidad propia.

 Sobre trabajar con Andrea en el caso de perder, claro que si, estaría dispuesto. Sea cual sea el resultado de las votaciones, lo que me gustaría es reunirme con ella, de hecho es mi amiga. Le diría mis propuestas más importantes, para que ella intente lograrlas, porque podrían llevar bienestar a los estudiantes. Incluso podría postularme para ser vocal y ayudar con ese proceso. Tanto ella como yo buscamos el bienestar, y así queramos ganar, pienso que esto trasciende los egos; estaría totalmente dispuesto a que cualquier idea que considere novedosa la tome como propia en su gestión, y si yo puedo ayudarla, creeme que lo haré, y sé que los miembros de mi equipo también.

 

Andrea: Hay aproximadamente 30 propuestas en total, te contaré de 3 que son relevantes. Empiezo con Espacios Seguros Virtuales, el objetivo es ampliar las herramientas sobre lo que tiene que ver con violencia a causa de acoso y género. Se busca dar un lugar al cual acudir, sería en la página del consejo (crear esta página web es otra propuesta). En el espacio se podrá solicitar ayuda con estos temas mediante un mensaje, así podremos ayudar y hacer un seguimiento sin extralimitarnos. El mensaje puede ser anónimo, porque entendemos la dificultad del asunto; sin embargo, se puede dejar un medio de contacto para ayudar a la persona, hasta en el caso de que quiera denunciar.

 La segunda es el Torneo de Perspectiva Política y Urbana. La idea es que permita aplicar los conocimientos a lo largo de la carrera, fomentar la apropiación de las mismas y crear un espacio de interacción entre ciencia política y GDU; esto para que puedan aplicar sus conocimientos en temas locales y regionales. Se tendrá un aporte mínimo que irá al fondo de becas. Esta propuesta está diseñada para que se realice sin importar que sea presencial o virtual.

 Por último, voy a resaltar Un día en una fundación, una propuesta que hace parte del nucleo de proyección social. Trata de hacer una labor por personas necesitadas, fomentar la participación directa de la comunidad rosarista, para que puedan ver actividades con fundaciones y otras maneras de aportar a la sociedad. La experiencia es mutua con estas actividades, porque se llevan planes, donaciones, y además recibimos grandes enseñanzas.

 Si no llego a ganar, tener en cuenta que la persona que quede debería tomar el plan de gobierno del otro y quedarse con las cosas que puede llevar a cabo. La idea es reconocer las buenas propuestas de la otra lista, porque no es de reconocer a las personas sino de hacer el trabajo. Compartiría mi trabajo y aportaría optando por ser vocal. Tengo la suerte que desde el primer día de inducción Ángelo es mi amigo, y más allá del ejercicio de ser contrincantes, estoy dispuesta a ayudarlo en todo lo que pueda.

 

S: Para terminar, ¿qué le diría a quienes leen esta entrevista para que voten por usted?

 

Ángelo: Les diría que pueden encontrar en mi una persona en la cual confiar, que así no nos conozcamos bien, voy a guardar cualquier tema personal que me quieran decir. Siempre me voy a parar muy duro por sus intereses, quienes me conocen saben que cuando no estoy de acuerdo con algo lo digo siempre. Cuando acudan a mi, voy a hablar con quien sea necesario para representarlos bien, no encontrarán en mi una persona negligente, sino alguien dispuesto a ayudarlos y a materializar las cosas que quieren hacer.

 Nosotros queremos hacer algo más allá de lo que han hecho los consejos normalmente, buscamos darle un norte a la gestión, y ese norte es visibilizar a los estudiantes de CPG y de GDU, porque no tenemos el suficiente reconociemiento; se deben mostrar los talentos y capacidades de los estudiantes, no solo dentro de la universidad, sino también afuera de ella.

 

Andrea: Les diría que voten por mi porque, como he dicho en esta entrevista, creo que esto es un trabajo desinteresado que nace en mi desde muy pequeña, desde que entré a la universidad me propuse hacer parte de estos espacios e intentar liderar. Siento que se puede hacer mucho, mientras estuve en el consejo en mis primeros semestres tuve la oportunidad de hacer varias cosas, de ver cómo se deben hacer y cómo se hacen; esto me dejó experiencia y me hizo ponerle atención a lo que hace falta en la universidad. Planteamos nucleos que tienen una transversalidad directa, nucleos que no se tienen en cuenta como ambiente, género y proyección social.

 Creo que esto es algo que a uno tiene que nacerle, creer que se pueden llegar a buenas soluciones; sin embargo, no estar en ese cargo no significa dejar de ayudar, no significa dejar de lado todo y solo preocuparme por mi. El ejercicio de representar en un ambito institucional es algo que es necesario y que estoy en la capacidad de poder cumplirlo. Tengo más de 1 año de estar decidida en hacer esto, y aquí no estoy por figurar sino por hacer las cosas.