Las academias de baile cerradas por pandemia

Lunes, 14 Septiembre 2020 11:36

La enseñanza artística ha sido uno de los gremios más afectados durante el desarrollo de la pandemia, provocando grandes pérdidas económicas y generando nuevos retos para poder salir a floteAunque el fin de la cuarentena obligatoria ya llególas academias no han recibido luz verde para su reapertura. 

||| ||| Imagen cortesía de Bureo Dance Studio|||
186

Las academias de baile han tenido que enfrentar nuevos retos desde la llegada del covid-19. Cerrar sedes, despedir empleados, disminuir el costo de sesiones y perder gran parte de sus inscripciones han sido algunos de los problemas más contundentes y que han amenazado con la estabilidad de este sector. Aproximadamente son más de 180 academias de artes escénicas en Colombia que se encuentran en esta situación. 

Pese a la reactivación de varios espacios dedicados al arte y la cultura en Bogotá, este gremio en particular no ha sido tipificado en los decretos expedidos por la Alcaldía, sino que han tenido que adaptarse a otros parámetros como los expedidos para la reapertura de gimnasios. Como lo explica Paula Amor, cofundadora de la academia Bureo Dance Studio, las academias dedicadas a la enseñanza artística aún no han sido contempladas para iniciar un plan piloto que les permita regresar a la “nueva normalidad”. 

Amor señala que, pese a que han recibido visitas de la Alcaldía y de la Secretaría de Salud, incluso cumpliendo con los protocolos de bioseguridad no ha sido posible recibir luz verde para la reapertura. “Nosotros necesitamos que nos den el aval para poder comenzar, incluso con el 30%. Nosotros ya tenemos nuestros salones divididos, tenemos extractores, y todos los elementos para la bioseguridad”afirma Paula. 

Bureo Dance Studio es una de las tantas academias que se ha visto afectada por la llegada del coronavirus. Desde abril, la compañía recibe al menos la tercera o cuarta parte de los estudiantes que solía atender en clases presenciales. Esta caída en los ingresos mensuales de las escuelas también ha representado una devaluación en las infraestructuras dispuestas para la enseñanza y una contribución al desempleo en Colombia, pues profesores y administrativos han tenido que ser despedidos por la imposibilidad de pago. 

Fernando Quevedo, director artístico y fundador de Golden Dance and Cheer Academy, una empresa familiar con una trayectoria de 25 años y que abarca la enseñanza de artes escénicas que van desde el baile hasta el porrismo, ha tenido que sufrir los desmanes ocasionados por la pandemia“Inmediatamente decretaron la pandemia, nos vimos obligados a cerrar las sedes, tuvimos que pasar la academia a la virtualidad y tuvimos que entregar los locales en arriendo.  Adicional a eso despedir personal administrativo”, asevera Fernando.  

Inclusoaunque intentaron extender los contratos lo más posible, con licencias o vacaciones no remuneradas para los empleados esperando un auxilio económico y con la esperanza de recuperarse pronto, para Golden Dance fue imposible mantener a las personas que por tantos años los habían acompañado. Por otro lado, el staff de profesores se vio seriamente afectado, según Fernando, de 30 profesores que habían antes de la cuarentena, actualmente solo quedan nueve que son quienes imparten las lecciones desde la virtualidad. Para Fernando, lo más grave ha sido tener que despedir a sus empleados, sin contar que, al ser una empresa familiar, él y sus tres hermanas dependen económicamente de los ingresos que genera la academia.  

 

La enseñanza y la virtualidad

La virtualidad fue la vía por la cual las academias lograron evitar el cierre definitivo. Pues para la danza al ser un deporte de contacto y que propicia aglomeraciones, le era indispensable migrar a la virtualidad para mantenerse a flote. Es por eso que las academias de baile se han transformado toda su metodología y la han puesto a disposición de sus clientes por medio de plataformas digitales.  

Bureo Dance Studio ahora cuenta con una plataforma interactiva para poder recibir clases pregrabadas o vía zoom, en donde puedes aprender desde tu hogar. “Al comienzo se creía que esto iba a durar tan solo unos meses y la gente no tenía fe en las clases por zoom. Pero al avanzar y darse cuenta de que iba a extenderse, se empezó a mover mucho la plataforma y hemos alcanzado a estudiantes en otros países”asegura Paula Amor. A pesar de que migrar a la virtualidad les ha permitido a las academias sostenerse, esta nueva modalidad de enseñanza visibiliza nuevos retos para los cuales no estaban preparados.  Para Golden Dance Academy ha representado tener que reorganizar por completo el orden de las clases.   

La gran mayoría de bailarinas son niñas que oscilan entre los 3 y los 18 años y si bien entre más grandes más autónomas son, Fernando expresa que hay muchas niñas que no han logrado asimilar esta nueva modalidad y se distraen con mucha facilidad. “Nos tocó reinventarnos, cambiar nuestra metodología y lograr captar la atención de una niña que ha estado todo el día en el colegio, frente a un computador. Además, nuestras niñas iban a bailar para desestresarse, para cambiar la rutina, entonces lograr su atención completa por medio de un computador ha sido un reto para nosotros., explica Fernando.  

Adicional a eso, el fundador de esta academia expresa que la soledad, la falta de contacto humano y la frialdad de las clases por zoom ha provocado desmotivación en sus estudiantes, lo que genera disminución de inscripciones y familias que optan por guardar el cupo hasta que sean posibles las clases presenciales. Aunque se reabra no es garantía para recuperarse de la crisis económica y sobrevivir. Según Paula Amor este año ya no fue, es hasta el otro año cuando se pueda volver a la normalidad cuando sea posible recuperar de nuevo todo lo perdido durante la pandemia.  

Pese a que Bureo Dance Studio planea reabrir en cuanto sea posible, academias como Golden Dance Academy tienen sus reservas en cuanto a volver a la presencialidad. Según expresa Fernando Quevedo: “Tenemos familiares, conocidos e incluso clientes que han estado infectados y han muerto, es por eso que ya se lanzó un comunicado de que las clases virtuales irán de lleno hasta diciembre. Tenemos miedo al contagio”. Esto reafirma que para este gremio la recuperación va a tardar más de lo esperado. 

Recientemente Golden Dance Academy había hecho obras en sus sedes de Santa Bárbara y Chía, pero como afirma su fundador: “Esa plata se perdió, porque tuvimos que entregar esos locales y esas adecuaciones se perdieron por completo. Estamos realmente afectados”. También afirma que apenas los bancos comiencen a pasar cobros de préstamos, no será posible cubrir esas deudas que les ha dejado la pandemia. Según él, el ingreso no da para abastecer esas necesidades.