Carta abierta al Presidente Iván Duque de jóvenes colombianos

Sábado, 12 Septiembre 2020 20:35

Reunimos las reflexiones de una decena de jóvenes colombianos que son alumnos de Periodismo en la Universidad del Rosario, después de la semana de Bogotá en llamas. Los protagonistas de Colombia, en estos momentos, son ellos, después del asesinato a Javier Ordóñez a manos de 7 miembros de la Policía en Colombia, y de la decena de jóvenes colombianos fallecidos por violencia en las jornadas del miércoles y del jueves noche en Bogotá y en Soacha. Estos jóvenes colombianos firman con iniciales para salvaguardar su identidad con el fin de poder expresar con libertad lo que piensan; reunimos 11 cartas abiertas y una ilustración.

||| ||| |||
1780

- Presidente Iván Duque, el momento que está atravesando Bogotá necesita un mayor compromiso por su parte. No es suficiente un comunicado a los medios informando que se tomaran medidas por lo ocurrido el miércoles. El asesinato a Javier Ordoñez solo fue el detonante del descontento social con una serie de abusos policiales. No se trata de un caso aislado, tampoco de 'manzanas podridas' dentro de la institución, se trata de hechos sistemáticos que corresponden a un continuum de violencia y abuso de poder que no cesó el miércoles, sino que se avivó desde aquella madrugada hasta hoy. Los uniformados que deben protegernos levantando armas y asesinado a civiles en estado de indefensión. Pruebas contundentes en video que personas por medio de sus redes sociales han dado a conocer a la ciudadanía. Este es un llamado a reconocer estos casos, a reestructurar la institución y a no quitar la legitimidad de la protesta llamándolos simplemente como: vandalismo. P. J. M.

 

- Señor Presidente,

Probablemente ha escuchado de las recientes manifestaciones en contra del abuso policial, la destrucción de una serie de infraestructura pública y el enfurecimiento de un pueblo. Mis preguntas son: ¿Conoce el trasfondo de estas protestas? ¿Sabe que hasta el momento se han provocado diez muertes y más de doscientos heridos, en su mayoría por parte de la policía? Considero que el cargo que ocupa da la obligación de que se pronuncie al respecto. Aquí está todo el país esperando a que diga algo, no puede seguir callado o más bien ¿Piensa hacer algo al respecto? Necesitamos un líder en todo momento que se pronuncie por la realidad del país que "gobierna" y no solamente cuando un personaje cercano a su gobierno es encarcelado. Con todo esto espero que vea la realidad de su país, necesitamos una respuesta ante esta furia. Nosotros los jóvenes no nos quedaremos callados. 

Atentamente, una joven preocupada por el rumbo país.  D. A. P.

 

- Presidente de la República Iván Duque, no se si se ha dado cuenta qué en los últimos meses el país afronta de nuevo una escalada de violencia sin precedentes y, a pesar de que usted, para calmar los ánimos ha hecho declaraciones lo de esta semana ha sido deplorable. Qué la propia Policía Nacional asesine indiscriminadamente a ciudadanos inocentes da mucho para hablar, y que usted no haya hecho ni si quiera una declaración es aún peor. Cómo ciudadano al qué le importa lo que suceda en su país, le pido por favor que haga frente de la situación y tome las medidas correspondientes, porque su silencio solo genera más y más malestar. Ya fue suficiente. L. F. C.

 

- Señor Presidente, es cierto, las manzanas no están podridas, el cajón en donde se encuentran pudre todo. La individualización de los asesinatos sistemáticos por parte de la policía solo genera mayor repudio hacia su gobierno, pero se ve que eso no es lo que le interesa. Porque claro, para qué reformar a la fuerza que permite sostener el statu quo de la elite, es más sencillo señalar cuando nunca se ha tenido tanta angustia que perder la vida pasa a segundo plano.  J. C. G.

 

- En este momento en Colombia se está viviendo una masacre. Encuentro un tema paradójico en quienes las sufren: muchos son menores de veinte años. No podían votar por usted y no han hecho parte de las decisiones que se han tomado en el país. Anhelamos el momento en el que toda la nueva generación pueda votar en las urnas y cambiar el rumbo del país. Sin embargo, me parece horrible que quienes pagan por la violencia son personas que no tienen decisión directa en ella. Usted debe gobernar para ciudadanos, para todos, no para unos pocos adultos que toman malas decisiones. Si tanto dice que va a trabajar por el futuro de Colombia no haga que muera en las calles o sea obligado a prestar un servicio militar. Los jóvenes necesitamos oportunidades reales, que nuestra opción para vivir no sea irnos del país. L. V. U. 

 

- Hoy le escribo para decir que siento impotencia al ver lo que sucede en mi país, es como si estuviéramos regresando a la época de violencia en Colombia, y a pesar de que tan solo tengo 18 años conozco la historia en carne propia, a pesar de todo esto, en algún momento sentí que había terminado. Ahora, al parecer, solo se fueron las viejas batallas para llegar las nuevas y se tomaron un descanso antes de empezar, sobrepasando límites. Desde mis entrañas, todo se desmorona después de ver tantas masacres y violencia, sobre todo cuando Bogotá está en llamas. Si hablo de regiones, los hechos atroces de allí no han sido expuestos del todo, pero a simple vista han sido peor, ¡como usted ya debe saber! Sin embargo, no cambia la situación, siento que hay violencia opresiva y miedo que crece exponencialmente en la ciudadanía, no quisiera sentir toda la indignación, tristeza entre otros sentimientos encontrados que crecen cada vez más, por ver a mis compatriotas afectados, puesto que las personas que deberían servirnos en los entes públicos y cuidar de toda la población están atacándonos por simples rencores, prepotencia de poder y sentimientos de grandeza, terminando así con la vida de muchos ciudadanos. Quiero ver paz en mi país, necesitamos forjar nuestra república para un mañana mejor, siendo nosotros los jóvenes que aún nos estamos educando el futuro en una bella y pacifica nación, “¡Así me siento yo!, ¿Podemos cambiarlo?”.  T. S.

 

- En mi corta vida, me he dado cuenta de cuántas injusticias se generan en mi país, cuánto miedos hay en el corazón de las personas y cuánto dolor impregna las vidas de mis hermanos. Hay tantos personajes que te pueden violentar en la vida, pero jamás esperas que quienes tienen el deber de protegerte entren en esta lista, pues desde pequeño te enseñan que estos sujetos, los policías, son amigos, he incluso la idea de entregar la vida para ejercer esta profesión y servir al pueblo; sin embargo ahora no solo me causaría asco darle la vida a esta institución, sino que me da escozor de que estos me la quiten a la fuerza. D. G.

 

- Presidente, la situación en el país cada vez parece ser más oscura. La gente cree que saliendo a marchar se puede combatir contra los abusos policiales y todo los malos aspectos que tiene la institución. Yo como colombiano quiero pedir que tome las riendas con esta horrible situación, trabajar en conjunto con todas las ciudades para que los abusos por parte de los policías acaben, así mismo combatir con todas los vándalos que van a hacer otras cosas además de la protesta. En el país no puede haber más muertos ni porte de la Policía, ni de los grupos armados y mucho menos de la delincuencia ciudadana. Es hora de ponerle pecho a la situación y acabar con todas las problematicas que existen en las instituciones de este país. S. A. P. 

 

- Presidente, no sé si se ha dado cuenta pero Bogotá está en llamas, las personas no aguantan más, los bogotanos estamos cansados de agresiones por parte de la fuerza pública, ya no son temas de abuso policial, el asesinar a una persona no es un abuso policial. Le pido que se ponga en el lugar de los ciudadanos, de la familia de Javier Ordóñez, usted es padre de familia, igual que Javier, le pido que se ponga en los zapatos de todas aquellas familias que han perdido a sus seres queridos a manos de quienes dicen "cuidarnos", y que en lugar de hacer eso, están acabando con los sueños de las familias colombianas, nos están asesinando. C. S. O. 

 

- ¿Por qué nos duelen tanto las paredes que se puede limpiar, pero no las vidas que se perdieron a manos de la autoridad? La ciudadanía colombiana no es indolente, pero a sus líderes les da miedo enfrentar a las instituciones que se supone que son sus subordinadas. Más que nada, se niegan a llamar por lo que son a aquellos que deberían protegernos: asesinos. Iván Duque, ¿cuántos muertos a manos de la Fuerza Pública hacen falta para que le dé la cara a la población? M. J. B. 

 

- Que dolor me da ver mi país abatido por la violencia. El pueblo se ha visto forzado a manifestarse de diversas maneras por un Estado sordo que parece solo prestar atención cunado la paciencia de la ciudadanía explota. No es justo salir a la calle con miedo, no sentir que nadie nos protege y que esos que deberían ser los que nos cuidan del peligro nos están matando. Además, ver a la primera autoridad del país robando pantalla de una hora, pero apático a la coyuntura actual; refleja un territorio desorientado por falta de un buen direccionamiento.  hoy fue la muerte del señor Javier Ordoñez, asesinato a sangre fría, ¿cuantos más tienen que morir para que usted Presidente se manifieste y vele por nuestra seguridad? M. F. P.