“Me da miedo, pero el amor a mi profesión me gana”, Catalina Jiménez, médico general de Sanitas

Lunes, 04 Mayo 2020 16:38

Desde el pasado 6 de marzo, Catalina Jiménez, médico general de la EPS Sanitas, tuvo que cambiar su rutina profesional a causa de la llegada del Covid-19 al país. Jiménez es la encargada de atender las citas domiciliarias asignadas en la zona norte de Bogotá. Mantenemos su imagen anónima a petición de la entrevistada. 

Imagen de un centro médico de EPS Sanitas||| Imagen de un centro médico de EPS Sanitas||| Natalia Silva|||
266

Ella estaba acostumbrada a atender a todo tipo de pacientes con dolores de cabeza, molestia abdominal y enfermedades leves que no obligaban a la persona a acudir a urgencias, sin embargo, actualmente, el servicio de médico domiciliario solo se le brinda a personas con complicaciones respiratorias y posibles contagios del coronavirus. Catalina, es transportada en un carro spark y su conductor es el encargado de llevarla a cada lugar donde requieren su servicio a pesar de que puede exponer su salud, está primero el amor a su profesión. Cada vez que llega donde un paciente, se coloca un tapa bocas, guantes de latex completamente nuevos y solicita alcohol para desinfectar los zapatos que lleva puestos.

Prefiere atender al paciente en la sala o un lugar donde sea más fácil desinfectar cuando finalice la consulta; ella se encarga de tomar signos vitales, temperatura y revisar el aspecto en el que se encuentra la persona. Cuando Catalina sospecha que puede ser un posible caso de Covid-19, ella debe comunicarse con la Secretaria de Salud para que la entidad se haga cargo de enviar a una persona especializada para realizar el examen.

Ella afirma que, cuando la situación es positiva para un posible contagio, debe guardar complemente la calma y pedir que sea desinfectada toda la casa, alistar una habitación donde la persona pueda estar aislada hasta que lleguen a realizarle la prueba. Mientras que la familia se encarga de desinfectar todo y bañarse nuevamente para evitar posibles contagios, Daniela debe solicitarle al paciente que informe a todas las personas con las que tuvo contacto los últimos días y, sin alterarlas, ponerlas al tanto de la situación.

Cuando la condición es contraria y se trata solo de una gripa, reúne a la familia y le cuenta las precauciones que deben tener. Jiménez, sugiere tener una toalla o trapo en la entrada de la casa con una botella roseadora con alcohol para limpiar los zapatos cuando alguien entra al hogar, lavarse las manos constantemente, desinfectar las bolsas cuando llegan de la tienda, principalmente. Daniela Jiménez, considera que los medios de comunicación se han encargado de generar pánico en la sociedad, no solo se debería hablar de la pandemia y la situación del país frente a esta, sino también buscar formas de que las personas se distraigan en casa. No es fácil estar encerrado por una situación y encender el televisor, la radio o el móvil y ver solo noticias del coronavirus.

Personal de salud médicos, enfermeras, psicólogos y periodistas deben trabajar en equipo y así como los médicos están arriesgando su vida y generan tranquilidad a sus pacientes, los periodistas deberían hacer lo mismo