Perfil del nuevo alcalde de Bogotá

Domingo, 30 Octubre 2011 12:10
Escrito por

Gustavo Petro, un cordobés de 51 años, economista, ex militante del M-19 y uno de los senadores más destacados por sus debates y denuncias sobre corrupción y paramilitarismo, es el nuevo alcalde de Bogotá. Prometió una ciudad más humana.

Gustavo Petro, del movimiento Progresistas.||| Gustavo Petro, del movimiento Progresistas.||| Foto: cortesía Votebien.com|||
2648

Información adicional

  • Coautor 1: Edgar Sebastián Aldana Romero

El nuevo alcalde de Bogotá es Gustavo Francisco Petro Urrego, un cordobés que creció en Zipaquirá y desde su juventud ha estado vinculado con la actividad política. Nació en abril de 1960 en una familia de tradición campesina y que tenía dificultades económicas. Estudió en un colegio público y siempre se destacó por su excelente rendimiento académico, incluso tuvo uno de los mejores puntajes del Icfes a nivel nacional. Este hecho lo convirtió en merecedor de una beca para sus estudios superiores, por lo que decidió trasladarse a Bogotá y entrar a la carrera de Economía en la Universidad Externado.

Militancia en el M-19

Después de graduarse como economista, volvió a Zipaquirá en donde se desempeñó como Personero del municipio. Cuando tenía 23 años se lanzó al Concejo como candidato independiente y fue elegido para el periodo de 1984 a 1986. Por esa época se vinculó a la Alianza Nacional Popular (Anapo) y posteriormente al grupo guerrillero M-19. Petro afirma que se convirtió en un líder social sin usar métodos violentos.

Hizo una especialización en Administración Pública en la ESAP, un magister de Economía en la Universidad Javeriana, una especialización en Desarrollo y Medio ambiente en la Universidad de Lovaina en Bélgica y un doctorado en Administración en la Universidad de Salamanca.

Estuvo preso durante dos años y cuando salió se volvió a unir al M-19. Empezó a trabajar con Antonio Navarro y Carlos Pizarro para lograr un acuerdo de paz con el gobierno colombiano. Se desmovilizaron a mediados de 1990 y tras este hecho, Petro fue uno de los fundadores del movimiento Alianza Democrática M-19, desde donde promovió una Asamblea Nacional Constituyente que terminó en la creación de la Constitución de 1991.

Fue elegido en 1991 Representante a la Cámara por el departamento de Cundinamarca y en 1994 intentó reelegirse pero no alcanzó el umbral de votos. Ese mismo año se fue a Europa como funcionario de la embajada colombiana en Bélgica. Regresó en 1998 y se lanzó nuevamente a la Cámara por la circunscripción de Bogotá como segundo renglón de Antonio Navarro en el Movimiento Vía Alterna que fue la lista más votada. En el 2002 aspiró de nuevo a este cargo y tuvo la votación más alta. Cuatro años más tarde se lanzó al Senado por el Polo Democrático Alternativo y quedó elegido con la segunda votación más alta del país.

Ha sido escogido como el mejor congresista de la década y en sus debates y proyectos ha luchado contra la corrupción en las contrataciones del Estado. Demostró las relaciones entre algunos parlamentarios con paramilitares durante el gobierno de Álvaro Uribe. También fue el primero en denunciar escándalos como los falsos positivos y las chuzadas del DAS. En 2011 fue exaltado en el Congreso de la República con la medalla ‘Luis Carlos Galán Sarmiento’ por su lucha contra la corrupción.

En 2010 fue el candidato presidencial del Polo Democrático después de vencer a Carlos Gaviria en una consulta interna. Su principal programa de campaña era un acuerdo nacional para sacar a Colombia de la guerra. Obtuvo la cuarta votación con 1.331.267 votos.

Su candidatura a la Alcaldía de Bogotá fue presentada con cerca de 480 mil firmas e impulsada por el Movimiento Progresistas. Tiene el apoyo del Senador Luis Carlos Avellaneda y del Concejal Carlos Vicente de Roux, entre otros importantes políticos. Su programa fue denominado ‘Bogotá Humana Ya’ y sus propuestas fueron alrededor de la educación, el agua y la corrupción.

Principales propuestas

En el tema de seguridad, plantea crear un grupo especial de inteligencia de la Policía para acabar con las mafias. En cuanto a movilidad, mejorará la calidad de las estaciones y vías de Transmilenio y afirma que construirá un Metro que empiece en Bosa, recorra las localidades del suroccidente para llegar al centro y terminar en Suba. Según sus propuestas, hará Planes de Vivienda Prioritaria que le permitan tener un hogar a las familias más pobres. La arborización de la ciudad fue uno de sus lemas y promete la creación de nuevos parques.

Una de sus propuestas más controversiales fue la de llevar agua potable gratuita a todos los hogares de la ciudad. También piensa descontaminar el Río Bogotá y recuperar los humedales. Promueve una jornada única de estudio y donde los estudiantes puedan divertirse. Su política de salud está basada en la prevención, prometiendo equipos médicos para los más pobres y la recuperación del Hospital San Juan de Dios.