El humedal Tibabuyes, el más grande de Bogotá, víctima de parques y corredores

Jueves, 18 Febrero 2021 21:31
Escrito por Lina Ariza

El humedal Tibabuyes, también conocido como Juan Amarillo, es el más grande de Bogotá y uno de los más afectados por las administraciones de las diferentes Alcaldías. Las obras del “Parque de Colsubsidio” y el proyecto de “Conexión Corredor Humedal Juan Amarillo” han llevado consecuencias devastadoras al medio ambiente. El humedal que colida con las localidades de Suba y Engativá destaca por su biodiversidad, pues es el único que presenta musgo de pantano y entre su fauna se encuentran anfibios como el curí, reptiles como la rana sabanera y diferentes invertebrados acuáticos.

Humedal Tibabuyes|Alrededores del humedal I|Alrededores del humedal II|Cimientos del corredor|Vida y ladrones, graffitis en los cimientos|S. O. S||| Humedal Tibabuyes|Alrededores del humedal I|Alrededores del humedal II|Cimientos del corredor|Vida y ladrones, graffitis en los cimientos|S. O. S||| Lina Ariza|Lina Ariza|Lina Ariza|Lina Ariza|Lina Ariza|Lina Ariza|||
239

Información adicional

  • Coautor 1: Lina Ariza

El pasado 2 de febrero –Día Mundial de los Humedales-  se presenciaron protestas en frente de la Secretaría de Ambiente y en la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá, denunciando que los humedales, los cerros y los bosques urbanos siguen siendo afectados por las modificaciones y arreglos del Ministerio de Ambiente y la Alcaldía. Ese mismo día, la Secretaria de Ambiente, Carolina Urrutia dio a conocer la “Misión para la Gestión Integral de los humedales de Bogotá” que busca la protección, conservación y recuperación de estos ecosistemas. Esta se conformará por un grupo de profesionales que tendrán la tarea de analizar la situación desde diferentes perspectivas.

El plan no solo se enfocará en brindar recomendaciones y herramientas sostenibles a las instituciones, sino también a la ciudadanía, debido a que convive diariamente con los humedales y su participación activa es clave para la gestión integral. De igual manera, se contemplará la actualización en las planeaciones del Plan de Manejo Ambiental y del Plan de Ordenamiento Territorial (POT).

El primer reto de muchos al que se enfrentó la comunidad y el humedal Juan Amarillo fue en abril del año 2019, cuando comenzaron obras en el parque de Ciudadela Colsubsidio (Lado sur del humedal) bajo la administración de Enrique Peñalosa. Ante esto la comunidad reaccionó con diferentes protestas pacíficas -entre ellas velatones y cacerolazos-. Se alegó que nunca hubo socialización, ni se les comunicó acerca del proyecto, de igual manera se manifestó reiteradamente que aquellas obras afectarían a toda la fauna y flora del humedal. Las aglomeraciones en las protestas se vieron reprimidas por el ESMAD, quienes arremetieron con gases lacrimógenos en distintas ocasiones a residentes de la localidad, lo que produjo desmanes y heridos en el proceso.

A pesar de estas acciones por parte de la comunidad, la obra continuó y se entregó a comienzos del año 2020. Según la concejal Xinia Navarro existieron inconsistencias en la administración de Peñalosa desde un principio con la planeación, la falta de estudios y partes en el contrato. Evidenció daños ambientales, y el cambio y violación al Plan de Ordenamiento Territorial, lo que supuso la invasión a la Zona de Protección Ambiental.

La Secretaría de Ambiente ese mismo año, bajo alcaldía de Claudia López abrió proceso sancionatorio ambiental en contra de la Empresa Acueducto y Alcantarillado de Bogotá por las obras del humedal, dado los incumplimientos e inconsistencias en la ejecución de las obras. A su vez, suspendió de manera preventiva e impuso sellos en determinados puntos que estaban fuera de los permisos otorgados. La administración Distrital de Claudia López ha asegurado que no habrá nuevos endurecimientos en las principales estructuras ecológicas de la ciudad, sin embargo, las comunidades y los ambientalistas aún esperan resultados.

 

 

Referencias