Aprenda a controlar el estrés en época de exámenes finales

Miércoles, 15 Abril 2015 07:34
Escrito por

Para enfrentar la época de finales lo mejor es tener un plan de estudio, realizar una actividad relajante, y sobre todo, no trasnocharse.

||| ||| Foto: Luisa B. Amado / PlazaCapital.com|||
2312

Todos los semestres los estudiantes universitarios se enfrentan a una realidad que está latente y amenaza desde el inicio de clases: la época de exámenes finales. Para la mayoría de las personas esta es una situación que genera altos niveles de estrés que, por lo general, disminuyen una vez se presentan dichas evaluaciones y se finaliza el periodo académico, pero si el estrés no se maneja de forma adecuada puede traer serias consecuencias en el largo plazo.

María Alejandra Pinilla está en décimo semestre de Jurisprudencia en la Universidad del Rosario, y ella se estresa más que sus demás compañeros cuando está en exámenes finales porque siente que se enfrenta a pruebas muy importantes para la nota y porque no le queda tiempo para estudiarlo todo. “Me pongo nerviosa, ansiosa, me cambia el estado de humor entonces me da mal genio o sensibilidad por todo”, cuenta Pinilla. “Me da mucha hambre y casi no duermo, así esté cansada no me da sueño”, concluye.

Pero, ¿qué es el estrés? Socorro Moreno, psicóloga y profesora de epidemiología clínica de la Universidad Javeriana, en entrevista para Plaza Capital, lo definió como la respuesta que tiene un organismo ante un estímulo para el que sus capacidades y habilidades resultan insuficientes.

“Es normal que, así se haya preparado lo suficiente para el examen, el estudiante tenga la respuesta fisiológica al estrés”, declara Moreno, como la sensación de estómago vacío, el corazón agitado y las pupilas dilatas. “Pero si estas sensaciones no se racionalizan pueden impedir la toma de decisiones: será incapaz de leer bien la pregunta, no podrá recordar y se va a frustrar”, explica.

Las personas deben tener algo de estrés en su vida, “estrés bueno”, que es el que permite enfrentar los retos en la cotidianidad, pero como todo, debe alcanzar un nivel equilibrado, dice Rafael Ruiz, médico general de la Universidad Javeriana.

“Si uno vive estresado se pueden generar enfermedades como hipertensión y trastornos psiquiátricos; pero si hay cero estrés, el cuerpo estará hipotenso, con cansancio todo el tiempo, no podrá pensar bien”, establece Ruiz.

Lo grave es cuando el estrés alcanza niveles muy altos. Moreno explica que hay muchas consecuencias a largo plazo que pueden generarse si no se aprende a controlar el estrés. Por ejemplo, se ha asociado con enfermedades cardiovasculares y gastrointestinales, que pueden llegar a incapacitar a una persona. A nivel psicológico le costará trabajo relacionarse de manera sana, todo en su vida se convertirá en algo amenazante, incluso puede llevar a trastornos como la ansiedad y la depresión.

¿Cómo enfrentarse a los exámenes finales y tener éxito?

Si bien es inevitable tener que presentar los finales o realizar las entregas, los expertos dieron las siguientes recomendaciones y consejos para poder hacerlo y no fracasar en el intento. Desde el punto de vista de la psicología, Socorro Moreno invita a:

  1. Ser sistemáticos a la hora de estudiar: hacer un plan, establecer cómo se va a utilizar el tiempo.
  2. Reconocer las capacidades y las debilidades: pedir ayuda a un compañero, tutor o profesor en aquello que no se entiende.
  3. Hablar: hay quienes solo necesitan conversar para que disminuya el estrés.
  4. Reconocer que ser estudiante es solo una de las cosas que son: siguen siendo hijos, hermanos, pareja, amigos.

Y según Rafael Ruiz, los consejos desde el punto de vista fisiológico son:

  1. Hacer ejercicio: el ejercicio cardiovascular disminuye los niveles de estrés y aumenta el factor neurotrópico neuronal, lo que facilita que se puedan evocar cosas y recordarlas al otro día.
  2. El día previo al examen realizar la actividad que lo “desestresa”: ver una película, jugar un partido, escuchar música.
  3. Tomar té o agua aromática: las infusiones sirven como relajantes.
  4. No trasnochar: quedarse estudiando toda la noche sin dormir no garantiza que le vaya bien en el examen, va a estar estresado y cansado. Dormir facilita la conexión entre las neuronas.