Teatro para peques

Domingo, 18 Noviembre 2012 08:44
Escrito por

En las instalaciones del Gimnasio Moderno se llevó a cabo el tercer festival internacional de teatro infantil, que buscó mediante la puesta en escena, generar valores en los pequeños para promover el cuidado del medio ambiente. Además, contó con la participación de Argentina y España como países invitados..

Obra: Colcha de retazos.||| Obra: Colcha de retazos.||| Foto:Archivo Corporación Candelero|||
1933

En las instalaciones del Gimnasio Moderno se llevó a cabo el tercer festival internacional de teatro infantil, que buscó mediante la puesta en escena, generar valores en los pequeños para promover el cuidado del medio ambiente. Además, contó con la participación de Argentina y España como países invitados.

Una hora y media de risas, gritos y sorpresas duró “Colcha de retazos”, la primera obra en abrir el tercer festival. Marionetas, títeres, acrobacias y payasos fueron los encargados de romper el hielo con los más de 250 niños que asistieron a la inauguración del tercer festival y que no superaban los diez años de edad.

Julio César Uribe, asistente a la obra, mencionó que “entre las risas y las bobadas que hacían los payasos se puede entender qué es lo que no se debe hacer”, esto referente a la contaminación que se ejerce cuando se votan los chicles a la calle. “Ahora sé que los chicles que nos comemos si se votan a la calle duran muchos años en desaparecer lo que causa daño al ambiente”, dijo el niño de 9 años.

No solo la contaminación fue parte de la puesta en escena, el cuidado de las plantas, el uso adecuado de los electrodomésticos y el trato hacia los animales también fueron representados por los payasos y marionetas. “Ha sido la mejor manera que he visto para presentarle a los niños de manera didáctica la importancia de cuidar el ambiente y así mismo preservarlo”, comenta Alcira Larrota, mamá de uno de los niños asistentes.

La corporación Candelero, entidad sin ánimo de lucro y quien es una de las organizadoras del evento, plantea que el teatro como expresión cultural es una herramienta fundamental para implementar la educación y generar el desarrollo humano. Obras como Colcha de retazos y las demás que se presentaron rescatan la importancia de formar seres humanos que contribuyan al desarrollo social.

Ricardo Bohórquez, profesor del Instituto Pedagógico Arturo Ramírez Montufar, colegio de la Universidad Nacional, concluye que las artes escénicas como herramienta de comunicación deben cumplir el papel de generar conciencia y ayudar a mejorar las condiciones sociales, por lo que “Colcha de retazos rescata el papel de un teatro que es para niños involucrando problemas sociales”. Sin embargo, agrega que “se deben hacer en espacios más abiertos para que se visibilice arte y se trasmita a más personas el mensaje”.

“Menos contaminación más naturaleza”, fue la última frase que se exclamó antes de que cerrar el telón.