Paula y Mateo Popayan, los niños campeones en salsa del World Salsa Summit 2017

Jueves, 18 Mayo 2017 22:07
Escrito por

Paula y Mateo Popayán, de 12 y 14 años respectivamente, son los recientes campeones mundiales del World Salsa Summit 2017, en la categoría de Baile Infantil en Salsa Cabaret. Llevan el baile en la sangre y su práctica y esfuerzo exhaustivo los llevará próximamente a representar a Colombia en el World Latin Dance Cup 2017, la competencia de salsa y bachata más reconocida de América.

Paula y Mateo Popayán en el World Salsa Summit||| Paula y Mateo Popayán en el World Salsa Summit||| Paula Popayán|||
4974

Cuéntenme sobre su experiencia en el baile, ¿Cómo inició todo?

Paula: Nuestra mami, Sandra Patricia, fue quien nos influenció con lo del baile. Ella siempre nos veía bailar y le pareció que teníamos talento. Un día nos vio en una pequeña presentación cuando teníamos 6 años que fue para ‘CentroMar’, una fundación a la que nosotros íbamos. Allí bailamos una canción de J Balvin, “sin compromiso” y Mateo era J Balvin. Daniela, mi hermana mayor y yo éramos sus bailarinas.

Mateo: tiempo después, a mis 8 años y 7 de Paula, mi mami nos inscribió en una academia de baile deportivo llamada Feel Sport Dance Studio en Bogotá. No fue tan difícil aprender a bailar porque llevamos el baile en la sangre y en un año de práctica ya nos considerábamos buenos en este arte. Practicábamos todos los días 6 horas al día, desde que salíamos del colegio hasta más o menos las 7 de la noche.

En Feel Sport Dance Studio nuestros primeros maestros fueron Cherid Contreras y Germán Yoused, ellos nos enseñaron baile deportivo, que consiste en dos modalidades: latinos y estándar. Los ritmos latinos van desde Cha cha chá, pasodoble, y rumba bolero, hasta zamba y Jive. Los estándares son el vals (todos sus estilos), pop y hip hop.

¿Cuántos años de experiencia tienen?

Paula: Llevamos 6 años bailando y siempre hemos bailado los dos, pues nos acoplamos muy bien el uno al otro. Tanto salsa, bachata, y deportivo, como folcklore y ritmos urbanos.

¿En qué concursos han participado y qué reconocimientos han recibido?

Paula: Nuestro primer concurso fue en el 2012 en Bogotá, fue el Concurso Distrital de Baile Deportivo Latino, y quedamos en primer lugar, ganamos unas medallas de oro. Luego, en el 2013, fuimos parte de la Liga de Baile Deportivo de Cali, y en ese concurso quedamos en segundo lugar, como subcampeones.

En el 2014, cuando volvimos a Bogotá, nos unimos al famoso grupo de “Salsa Sin Límite”, y gracias a los profesores que tuvimos allá, entramos a competir en el Cuarto Congreso Mundial de Salsa en la categoría de Pareja Infantil Amateur Cabaret, y quedamos en primer lugar. Cabaret significa hacer una coreografía pero con muchas figuras, almenos más que pasos sencillos.

Mateo: Luego de eso pasamos a ser parte de una academia llamada “Paso Latino”, en 2015. Llegamos allí porque nuestra hermana mayor se iba a inscribir y aprovechamos para audicionar también. Para ese día nos tocó improvisar baile deportivo, pero cuando vieron que éramos muy buenos y muy jóvenes, no dudaron en aceptarnos en el grupo.

Allí conocimos a Nicolás Carreño y Caterin Estrada, los directores de la academia, quienes nos prepararon y son una gran inspiración para nosotros aún hoy. En ese lugar también conocimos a Freddy Ospina , el actual director del grupo de salsa de la Universidad del Rosario, y nuestro tutor en bachata.

Paula: En ese año, participamos en el Quinto Congreso Mundial de Salsa y esa vez ya como pareja profesional cabaret (porque el año pasado habíamos ganado en amateur) en Bogotá. En ese quedamos como subcampeones y competimos contra 7 parejas de distintos lugares del país.

En el 2015 también pudimos, gracias al maestro Fernando Urbina Choquin, representar a Colombia en Costa Rica con una obra llamada “el mico”. Mateo era el mico, y era un baile folklórico.

Mateo: En el 2016 tuvimos nuestra primera participación en el Salsa Festival de Medellín, nosotros concursamos en la categoría de Salsa Cabaret en pareja infantil. También Paula participó junto a Nicolás Carreño, su profesor de salsa, y compitieron en la categoría de profesor y alumno en salsa (ProAm). Y además concursó con Freddy en la categoría ProAm en bachata. En todas las categorías ganamos.

 

Paula: Ese año también competimos en el Sexto Congreso Mundial de Salsa en Bogotá contra 27 parejas y quedamos en primer lugar en la categoría de pareja profesional en Salsa Cabaret e hicimos una coreografía de la canción “Oye mamá” de Malo. Esa ha sido nuestra coreografía favorita.

Mateo: Desde ese momento nos empezamos a preparar para el World Salsa Summit que fue en enero del 2017 en Miami. Competimos con la misma coreografía de “Oye mamá” y fue contra 7 parejas de todo el mundo. La experiencia en el concurso fue muy buena porque tuvimos la oportunidad de conocer a muchas personas influyentes en salsa y también de ir a diferentes talleres de baile. En ese concurso quedamos en primer lugar como Pareja Infantil de Salsa Cabaret.

¿Cuál es su historia con Freddy Ospina?

Mateo: Bueno a Freddy lo conocimos en “Paso latino” donde él dictaba clases de bachata. Él vio nuestro talento y después de unos meses invitó a Paula a bailar con él en el Salsa Festival en ProAm de bachata.

Luego de una gira que tuvo Freddy por Estados Unidos, él decidió montar su propio grupo de baile y nos invitó a unirnos. Ahí es donde estamos en este momento y el objetivo es concursar en un congreso en Los Ángeles en junio de este año.

¿Cómo es su preparación para esos concursos y congresos?

Mateo: Siempre entrenamos duro porque nos gusta apuntar a ganar. Vamos todos los días a ensayar por más de 6 horas y nuestros profesores nos ayudan a preparar las mejores coreografías.

Paula: Antes de salir a los escenarios solemos poner nuestras presentaciones en las manos de Dios porque creemos que él nos dio el talento y que este es para honrar su nombre. Siempre queremos sobresalir y ser los mejores, pero ante todo la humildad.

Ahora cuéntenme un poco más de su familia, ¿Cómo está conformada? y ¿Con quién viven?

Paula: Vivimos con nuestra mamá, Sandra Patricia, y nuestros dos hermanos mayores. El mayor es Santiago que tiene 18 años y la otra es Daniela que tiene 15 años. Todos nosotros bailamos. Santiago se especializa en ritmos urbanos y Daniela en salsa, ella también es parte de la academia “Paso Latino”. Mi mami también baila folklore en el Ballet Folklórico de Tierra Colombiana, pero como profesión ella es secretaría de salas de cirugía.

¿En qué colegio estudian y en qué curso están?

Mateo: Nosotros estudiamos en el Colegio Tabora en Bogotá, Paula está en Sexto grado y yo en Noveno

Y en su colegio ¿los apoyan con este tema del baile?

Paula: Sí claro, allá siempre nos motivan para seguir bailando y cada vez hacer mejor las cosas, somos los niños consentidos del rector [risas].

Mateo: Nos suelen poner a bailar en presentaciones de eventos y en clase de Educación Física. Siempre que hacen concursos de baile en las fiestas nosotros concursamos y ganamos

Bueno chicos y para finalizar, ¿Cuáles son sus proyectos a futuro?

Mateo: A corto plazo queremos concursar en el próximo Colombia Salsa Festival en Medellín, el que ya hemos ganado, y en el siguiente Congreso Mundial de Salsa en Bogotá. Junto al grupo de Freddy vamos a concursar en un congreso en Los Ángeles en junio de este año y luego otra vez en el World Salsa Summit en Miami y en el World Latin Dance Cup 2017, que es como el concurso más importante en América. Cuando crezcamos queremos seguir con el baile.

Paula: A largo plazo yo quiero hacer una carrera en diseño de modas porque quiero poder diseñar mis propios vestidos para las presentaciones de baile.

Mateo: Yo quisiera estudiar fotografía para tomarle fotos a Paula cuando esté bailando y tal vez actuación. [risas]

Paula: Sí, porque es un payaso completo y sabe fingir muy bien.