En cuarentena junto con mis demonios

Sábado, 09 Mayo 2020 08:47

María Cristina*, una joven que sufre de depresión, ansiedad y trastornos alimenticios, relata su experiencia en este tiempo de aislamiento preventivo. 

Las personas con depresión y las crisis durante la cuarentena.||| Las personas con depresión y las crisis durante la cuarentena.||| Fotomontaje: Mariangela Cáceres|||
232

Una cuarentena sin salir de casa parece ser la solución perfecta para prevenir el contagio del coronavirus. El virus ha acabado con la vida de más de dos mil personas en el país. Gracias a esta medida aplicada en la mayoría de los países del mundo, entre ellos Colombia, un sinnúmero de personas se han visto beneficiadas al no ser expuestas ante este inminente virus sin cura y anda suelto por las calles. No obstante, no todo ha sido color de rosa, pues el aislamiento preventivo obligatorio ha sido considerado más como un "castigo" para aquellos que sufren de problemas psicológicos y psiquiátricos.

María Cristina*, una valiente joven se atrevió a responder una serie de preguntas que involucran su vivencia personal en el marco del confinamiento, que, en sus palabras, se asemeja a una "detención domiciliaria".  Hace un año, desde que fue diagnosticada con depresión, ansiedad y trastornos alimenticios, María Cristiana ha combatido a sus peores demonios con ayuda psicológica y psiquiátrica. Sin embargo, en épocas de cuarentena, sus síntomas han estado a flor de piel, a causa de esto ella menciona que, "el aislamiento no es ideal para todas las personas".     

Ver: Crisis migratoria y pandemia en La Guajira y Norte de Santander

Realizar una entrevista virtual no es fácil, y mucho menos cuando se trata de asuntos personales que generan sensibilidad. Partiendo de este supuesto, comencé con preguntas sencillas que giraban entorno a su diagnóstico médico y al tiempo en que le fue diagnosticado. Aprovechando su disposición para responder, me atreví a preguntarle sobre cómo es su día a día en cuarentena, ella, desanimada y con voz temblorosa, respondió: “la mayoría muy difíciles y algunos tranquilos. Asisto a terapia psiquiátrica y psicóloga hace un año y siento que me ha ayudado un montón. Últimamente, me ha tocado tomar medicamentos de rescate, que son los que me ayudan a evitar las crisis cuando no soy capaz de controlarme”.  

Entrando un poco en confianza, le pregunté si consideraba que la cuarentena generaba algún efecto en la salud mental. Lo curioso de su respuesta fue su seguridad al afirmar que creía que todas las personas que han tenido que vivir el aislamiento social están expuestas a sufrir de alteraciones a la salud mental debido a la incertidumbre que existe acerca de la cura del virus, y del día en que volveremos a la rutina normal. En silencio me quedé analizando su respuesta, y de inmediato asentí con la cabeza, ya que me pareció veraz, pues ¿quién está realmente acostumbrado a no salir de casa? En algún momento tenemos que salir, a trabajar, a estudiar, a mercar, a visitar a nuestros seres queridos, entre otras actividades que implican estar afuera del hogar, por lo tanto, el hecho de no salir de él,  en cierta medida nos puede llegar a afectar, generando síntomas de ansiedad, estrés o ira, tal como lo menciona el Kings College de Londres.

¿Cuáles son las recomendaciones de sus médicos para llevar de manera saludable una cuarentena?- le pregunté; ella me enumeró cinco tips para “no dejarse afectar por la crisis en tiempos de crisis”. Bajo esta línea, comenta: “Primero, aprender a reconocer y comunicar los  síntomas de ansiedad y depresión para poderlos tratar con ayuda de especialistas”.  A pesar de que actualmente tiene sesiones virtuales con su psicóloga, su psiquiatra no ha podido atenderla debido que está trabajando como residente para combatir la crisis sanitaria del país.

Ver: Lo que hacíamos cuando el coronavirus se llevó a mi bisabuela

 “Segundo, tener rutinas o tener el día planeado con las actividades que uno quiere hacer”, por lo que menciona la importancia de levantarse y enseguida bañarse, ya que no recomienda estar en pijama todo el día, debido a que, según su experiencia, eso desmotiva y deprime.  "Tercero, hay que tener horarios a la hora de comer, dado a que no es saludable saltarse las tres comidas más importantes del día (...) Cuarto, hay que tratar de estar informado, pero no saturarse de noticias, porque eso evidentemente estresa”. Y por último, "ejercitarse, hay que evitar el sedentarismo puesto a que conlleva a problemas cardiovasculares".

Para terminar la entrevista, quise darle voz a María Cristina para que bajo su experiencia personal, le hablara a los jóvenes que están pasando por su misma situación en cuarentena. De modo que, menciona: “Hay que dejar el tabú acerca de las enfermedades mentales  debido a que son como cualquier otra enfermedad. Son tan comunes y corrientes, que afectan a más del 35% de los jóvenes en el país”. Asimismo, señala la importancia contactar con un especialista con la finalidad de recibir apoyo, pues hay circunstancias en que una persona no puede combatirlas sin ayuda profesional. En último lugar, envió un saludo de aliento y ánimo a los jóvenes, diciendo que, “un día más de confinamiento, es un día menos para poder salir y retomar la rutina normal del día a día”.

*Nombre cambiado por solicitud de la entrevista.