Cuando las emociones se transforman en arte, un proyecto educativo en un colegio de estudiantes marginales en Suba

Lunes, 18 Mayo 2020 20:49

La profesora Silvia Díaz  trabaja en el colegio distrital Gerardo Paredes con estudiantes de grado 11 con un proyecto llamado "Cuando Las Emociones se Transforman en Arte". Este proyecto aborda una problemática que le afecta o le ha afectado directamente al estudiante, pero desde el desarrollo de las artes. Esta idea nace a partir del año 2011, pero sigue realizándose hoy entre jóvenes estudiantes que provienen de ambientes conflictivos o marginales del mencionado colegio. 

Obra de arte hecha por uno de los alumnos|Obra de arte hecha por uno de los alumnos|Obra de arte hecha por uno de los alumnos|Obra de arte hecha por uno de los alumnos||| Obra de arte hecha por uno de los alumnos|Obra de arte hecha por uno de los alumnos|Obra de arte hecha por uno de los alumnos|Obra de arte hecha por uno de los alumnos||| Fotos cedidas por la profesora Silvia Díaz para Plaza Capital|Fotos cedidas por la profesora Silvia Díaz para Plaza Capital|Fotos cedidas por la profesora Silvia Díaz para Plaza Capital|Fotos cedidas por la profesora Silvia Díaz para Plaza Capital|||
234

Este proyecto se desarrolla en la localidad 11 de Suba en el colegio Gerardo Paredes, uno de los mega colegios que tienen el distrito. Este colegio maneja tres jornadas mañana, tarde y noche, teniendo una población estudiantil de aproximadamente seis cursos por grado y en cada curso mínimo 40 o 42 estudiantes. La mayoría de los alumnos son de estrato uno y dos con algunas excepciones de estrato tres que vivan en zonas cercanas al colegio, además de un aumento en los últimos años de población Venezolana.

“Cuando las Emociones se Transforman en Arte”, surgió por el fin que tiene la clase de artes en grado 11 siendo el proyecto final de esta área. De hecho, este proyecto cuenta con el apoyo del orientador del colegio para visibilizarlo, que sirve de ayuda a los estudiantes. La profesora cuando ingresó a trabajar, cuenta que el colegio era conocido como “Ñerardo Puñales”, debido a que muchos estudiantes no les importaba escupir a mitad de clase, pelearse o hablar con un lenguaje indebido al frente de los docentes, al tratarse de estudiantes que viven en contextos de vulnerabilidad, con violencia intrafamiliar, sexual, abandono, hacinamiento, pobreza y abuso de drogas.

 

Cómo nace la idea de 'Cuando las emociones se transforman en arte'                            

Silvia Diaz nos cuenta que la idea empezó desde que ella llegó al colegio Gerardo Paredes en el año 2011, no específicamente como un proyecto sino como un cambio total al plan de estudios que se venía presentando en esta institución. Ella consideró que la clase de artes podía aportar mucho más que las clases de costura que se veían en el momento. Desde un principio, estuvo interesada en aportar al empoderamiento de sus alumnos con su opinión y expresión, por medio de enseñar historia del arte, teoría del color, etc.

Al comienzo relata que no fue una tarea sencilla dado que pedía un trabajo de temática libre para posteriormente exponerlo, pero sentía que los estudiantes se quedaban en lo básico. Después, decidió enseñarles a sus estudiantes muchos de los artistas reconocidos que fueron impulsados por las emociones de su contexto. A la hora de empezar con este diálogo también tenía como fin que ellos se sintieran identificados con los artistas, mencionándoles que las personas mayores y los artistas han vivido y viven situaciones difíciles, como las situaciones en las que ellos o cualquier persona se pueden ver envueltas en su vida.

 

Evolución del proyecto artístico

El proyecto ha mutado y evolucionado de una forma sorprendentemente satisfactoria tanto para ella como para los estudiantes y el colegio. Desde el 2013 ella empezó con un proyecto final en el cual encontró un potencial desperdiciado, empezando a inculcarles la sensibilidad por el arte. Lo cual se traduce en una evolución, teniendo una rúbrica bien estructurada para los periodos académicos la cual finaliza en el último periodo escolar (3 meses).

De ahí comenzó a generar una muestra artística para hacer una exposición para sus compañeros, el apoyo de las directivas del colegio, un contacto cercano con los estudiantes ya egresados, una exposición que duró un mes aproximadamente en la biblioteca Francisco José de Caldas. Lo más importante para ella es permitirles a los estudiantes que muestren temas que en ese momento de la vida son relevantes para ellos; sea porque lo están viviendo, porque fue una experiencia pasada que los marcó, o porque simplemente quieren expresar algo que nunca tuvieron oportunidad de hacerlo.

 

Historias transformadoras de estudiantes mediante el arte

El caso de un estudiante llamado Cristian, una persona extrovertida, teatral o histriónica, que era homosexual; al momento de empezar su proyecto, decidió hacer una serie de dibujos en los cuales retrataba los personajes clásicos de Disney como lo son las princesas y los príncipes, los súper-héroes y las caricaturas clásicas como Los Simpson o Dragon Ball… Pero no estaba enfocado el dibujo a los niños dado que las acciones que emulaban no eran de alegrar a infantes, salvar una doncella o querer cantar una canción que avivara la naturaleza, sino más bien con acciones como lo son fumar cigarrillo o un porro de pronto, tomar alcohol, estar en posiciones que anatómicamente se consideraría de cortejo.

En esta serie de dibujos, sin la necesidad de ser explícito y poner la bandera arcoíris del orgullo gay, lo que puso fueron las letras camufladas o unidas de una manera anatómica al dibujo en donde si se veía el detalle decía LGTBI. Nos cuenta Silvia que después, se intentó comunicar con él pero no le fue posible y se encontró con la sorpresa de que Cristian se había cambiado de sexo y su nombre actual es Victoria. La ex alumna de la profesora le confesó que gracias al proyecto que ella realizó le dio fuerza y valor para expresarse, es decir, ser lo que quería ser, sin la necesidad de andar pendiente del tabú que suele tener la mayoría de la gente.

 

El arte como herramienta de cambio personal  

Los estudiantes de psicología de la Universidad del Rosario muestran la evolución del proyecto dividido en años, donde hay entrevistas a la profesora Silvia y a sus estudiantes ya egresados. De este modo, se narran la experiencia personal que tuvieron mientras realizaban el proyecto. Por parte de los estudiantes de la universidad del Rosario, hay una charla constante en donde se destaca teóricamente la labor de la docente, sus colegas y la importancia que tienen este tipo de proyectos con nuevas metodologías para que los estudiantes tengan más y mejores visiones del mundo que lo rodean.

Luis Miguel Bermúdez, un profesor que trabajó en algún momento en la institución, abordó la educación sexual de una manera integral. Este trabajo generó una disminución de la taza de embarazo adolescente en el colegio. Posteriormente, fue nominado al Global Teacher Prize. Así se destacan las buenas prácticas de los docentes, la importancia e influencia que pueden tener entre sus propios alumnos.