El municipio de Facatativá, en Cundinamarca, sin servicio de agua

Jueves, 03 Septiembre 2020 20:51
Escrito por

Para nadie es un secreto que el agua no solamente en Colombia, sino en el mundo; está escaseando. Las personas y sobretodo las entidades concernientes no están operando significativamente. Este problema no es ajeno en el municipio de Facatativá, Cundinamarca; localizado a 50 minutos de Bogotá, en la Sabana de occidente.

 

Barrios cerca a la empresa de agua||||| Barrios cerca a la empresa de agua||||| Camila Mejía|||||
2791

Desde que comenzara la cuarentena, el flujo de agua en el municipio ha estado disminuyendo. La empresa de agua del pueblo informa que los tanques de agua que se administran para todo el municipio, están secos. Los barrios más cercanos a dicha empresa (Los del Oriente) son los que más quejas han presentado ya que muchas veces el fluido de agua no es suficiente, y a veces escasea completamente. Pero con mayor frecuencia no tienen dicho servicio.

Los habitantes del pueblo han presentado quejas a la empresa que suministra el agua; algunos habitantes denuncian que es negligencia ya que hace exactamente 2 meses la Alcaldía de Bogotá, regaló al municipio un tanque nuevo de agua para almacenamiento, y aún así el municipio sigue teniendo fallas de este recurso. La respuesta de la empresa frente a este tema en un principio, era que Facatativá simplemente estaba en una época grave de sequía, pero después de ser regalado el nuevo tanque de agua, el municipio todavía seguía teniendo problemas. Frente a las quejas reiteradas de la población, la empresa actualmente sigue dando las mismas respuestas.

 

Los barrios más afectados por la falta de agua 

Los barrios que más se han visto afectados son los de recursos bajos (Cartagenita, Manablanca, Prado, La virgen de la Roca, Pueblo Viejo, etc…) los cuales al empezar la pandemia dejaron de pagar el servicio de agua, debido a esta situación y donde la alcaldía ha tenido que llevar los bomberos para que suministren agua suficiente a los habitantes de dichos barrios. Frente a esta situación, los habitantes del municipio viven con la incertidumbre de cuantos días a la semana tendrán flujo de agua suficiente para cubrir las necesidades básicas de los hogares, los campesinos; para regar los cultivos y los negocios, poder llevar a cabo todos los procesos que implica el uso del agua en sus respectivos productos pero sobre todo cuando se dará por terminado dicho inconveniente en el municipio.