Logran revocar la reforma al Estatuto Estudiantil en la Universidad Nacional

Viernes, 26 Mayo 2017 18:32

Esta decisión fue tomada luego de que el rector de la Universidad Nacional se mostrara inconforme con la anormalidad en las clases

Universidad Nacional, sede Bogotá.|||| Universidad Nacional, sede Bogotá.|||| Foto: tomada de www.las2orillas.co.||||
700

El pasado viernes el Consejo Superior Universitario (CSU) dio a conocer que retiraba el proyecto de modificación del acuerdo 44 de 2009, sobre el cual se regía  el sistema de bienestar y convivencia del estatuto estudiantil de la Universidad Nacional. Desde que el CSU aprobó el proyecto el 15 de Marzo en primera vuelta, los estudiantes mostraron su inconformismo ante las medidas que este proponía.

Desde el 9 de Mayo las diferentes sedes andinas de la Universidad Nacional entraron en anormalidad académica, con la intención de mostrar su desacuerdo ante esta reforma y para generar presión sobre el CSU. El 19 de Mayo el CSU expidió un comunicado en el que informaba retirar el proyecto de modificación de este acuerdo.

Este actuar de los estudiantes se da, debido a que el 17 de Abril los representantes estudiantiles realizaron una petición formal al CSU en donde pedían cancelar la aprobación definitiva de esta reforma, y además exigían una mayor participación del estudiantado en escenarios de reestructuración. Como lo expresa Carlos Ariel Bautista, representante estudiantil, “el CSU decidió, luego de un proceso de presión y un proceso de lobby con varios de sus consejeros, entre los que estaba la viceministra de educación, bajar el proceso de reforma. Sin embargo, los estudiantes hicieron muchas más solicitudes, entre las que se encontraba montar una mesa bilateral para discutir el nuevo proceso. Salvo la solicitud de bajar la reforma, el resto de estas se van a analizar en la sesión ordinaria del próximo 6 de junio”.

En el comunicado el CSU expresó que “no puede aceptar que una norma construida en pro de la comunidad estudiantil y orientada al diálogo y el respeto mutuo se convierta en la piedra angular de la confrontación entre estudiantes y de la afectación de las actividades universitarias”, haciendo referencia a los diferentes paros, marchas y bloqueos que se dieron dentro de las instalaciones de las diferentes sedes de la universidad.

Wilmar Ortiz, representante estudiantil, expresó a El Mundo que no se encontraba conforme con esta afirmación, ya que, los estudiantes basaron su actuar en razones sólidas y verídicas. Adicional a esto informó que las actividades se retomaran luego de que se tenga la certeza de que el CSU cumplirá con las garantías académicas

 

 ¿Qué buscaba el proyecto de modificación del acuerdo 44 de 2009?

 El proyecto de modificación expresaba, como se estipulaba en la propuesta del CSU, “que luego de la expedición de la Constitución Política de 1991 se hace necesario actualizar y armonizar el estatuto estudiantil en sus disposiciones de bienestar y convivencia con los mandatos constitucionales actuales”. Así mismo, “la reforma académica y los principios que la sustenta, así como la complejidad y actuales exigencias en las relaciones entre la institución y la comunidad estudiantil requieren nuevas formas de promover el desarrollo integral de los estudiantes, facilitar la convivencia y salvaguardar el orden universitario”.

Como objetivo, la reforma planteaba “establecer las normas básicas que permitan orientar y desarrollar las políticas y programas de Bienestar Estudiantil y regular la participación de los estudiantes en la Universidad, con el fin de promover una convivencia armónica en las relaciones dentro de la comunidad estudiantil y de ésta con los demás actores que conforman la comunidad universitaria”. La modificación abarcaba todo lo relacionado con derechos y deberes de los estudiantes, sistema de acompañamiento, bienestar universitario, participación, organización y representación estudiantil y aspectos disciplinarios.

  

¿Cuál era la posición de los estudiantes?

Los estudiantes, principalmente buscaban la revocatoria del proceso de reforma al Estatuto Estudiantil en Bienestar y Convivencia; junto con esto también se solicitó que no se iniciara un nuevo proceso y “que se dieran las garantías para que los estudiantes construyeran la reforma”, afirma Carlos Ariel Bautista.  Estas peticiones se dieron debido a que la reforma tuvo un origen antidemocrático, pues no se tuvo en cuanta la participación del estudiantado; así mismo en algunas de sus propuestas el contenido no era beneficioso para la comunidad universitaria.

 

Aún así los estudiantes reconocieron que no todo se encontraba mal en la reforma, Bautista afirmó que “la reforma tenía puntos positivos y negativos, el nuevo proceso disciplinario que integraba ofrecía mayores garantías a los estudiantes, tanto respecto a las faltas, las sanciones y las opciones de defensa; sin embargo, durante el proceso de oposición a la reforma fue complejo plantear adecuadamente los puntos positivos y negativos”.

 

Uno de los puntos que más disgustó a la comunidad universitaria, conformada por los estudiantes, fue que el bienestar se redujo sustancialmente y quedo sujeto a la disponibilidad presupuestal. Otro punto muy controvertido, fue la forma en cómo se planteaba y se sancionaba el acoso sexual; como lo explica Carlos, “habían faltas que se considerarían violencia de género que estaban en la lista de faltas leves y graves, y otras que se encontraban en la lista de faltas gravísimas. El punto fuerte del debate era que previo al proceso disciplinario de las faltas leves y graves, existe una etapa auto compositiva (resolución del conflicto por acuerdo entre las partes) entones, solicitarle a la víctima que concilie con su acosador podría revivir el trauma y constituirse un proceso de re victimización”. Con respecto a esto, muchos consideraron que hubo una mala interpretación de lo que expresaba la reforma, por lo cual, se solicitó una mayor claridad con respecto a este tema (sanciones, definiciones, etc.).